29 de marzo de 2006

Especismo y vegetarianismo: qué hacer para lograr una humanidad constructiva y respetuosa de la vida

Ésta entrada fue inspirada por ésta entrada de mi estimada Caro. Lo escribí hace unos meses y ahora me parece que puede llegar a resultar hasta radical, entre otras cosas por las que ya no me gusta. No obstante, no quiero cambiarlo, lo publico tal cual como fue mostrado en sociedad alguna vez. Que lo disfruten.


Especismo y vegetarianismo: qué hacer para lograr una humanidad constructiva y respetuosa de la vida

Nota: La intención principal de éste escrito no es la de adoctrinar y convencer a nadie de cambiar sus hábitos alimenticios y de consumo, sino más bien la de explicar un pensamiento, una opción y una actitud frente a la vida consecuente con una serie de reflexiones personales y disertaciones que he realizado como individuo y que no son más que una muestra y una secuela de mis vivencias en este mundo y la forma en que éstas han labrado mi carácter.

“No matarás”

La Sagrada Biblia, Éxodo (20,13)

El ser humano vive inmerso en un planeta que comparte con una extraordinaria cantidad de individuos vivos de todos los tipos imaginables. Sin embargo, basado en ideas antropocentristas y sobre todo especistas[1], la humanidad se ha auto calificado como regente del mundo y por lo tanto se permite a sí misma el ignorar, subestimar e irrespetar las demás expresiones de vida que la acompañan en éste planeta.

El humano del siglo XX se ha encargado de renovar tanto su ética como su moral para así implementar dentro de su comportamiento y su pensamiento la aversión hacia actitudes que solían considerarse normales y correctas como lo son el racismo y el sexismo, pero que rayaban en los límites de la intolerancia y el irrespeto. Aún así, esta evolución de su pensamiento ético se encuentra en un estado embrionario al proclamar igualdad para la humanidad y por ende respeto, dignidad y derechos para todos, mas continuar ignorando por completo el respeto que debemos a las demás manifestaciones de vida, haciendo énfasis en la vida animal no humana que es la que se encuentra más cerca de nuestra especie.

El concepto de ética varía bastante de un individuo a otro. Sin embargo, existe una noción concensuada y arraigada en nuestra sociedad concerniente al hacer el bien a los demás y asimismo evitarles el mal, aceptada como precepto universal de lo correcto y o incorrecto. Podemos aclarar, sin querer ahondar en discusiones sobre qué es el bien y qué es el mal, que la gran mayoría de los grupos humanos consideran negativo y perjudicial el herir o peor aún, el asesinar a su prójimo.

Ahora, ¿por qué el ganado no es considerado nuestro prójimo?, si los animales en estado natural evitan a toda costa el sufrimiento y luchan por su supervivencia, ¿no significa esto que son conscientes de su vida y qué desean preservarla en las mejores condiciones (Al igual que nosotros)?, entonces, ¿qué nos da el derecho de decidir quiénes viven y en qué condiciones?, ¿por qué no reconocemos a nuestros hermanos animales como eso mismo, como nuestros hermanos?, compartimos con ellos tanto, que son muchas más las similitudes (Tanto biológica como etnológicamente, quien piense que esto último no es cierto, recuerde la manada de humanos con la que probablemente vive o con la que comparte el día y sus comportamientos, sus formas de satisfacer sus necesidades y de brindarse protección y compañía), que las diferencias.

Nuestra concepción del mundo, utilitarista y en extremo antropocentrista nos lleva a creer que el universo entero fue creado a nuestro servicio, profesamos que los recursos naturales que nos rodean están ahí para que los despilfarremos y actuamos ignorantes del (O tal vez tercos ante el) daño que ocasionamos a nuestros ecosistemas y las consecuencias que nos traerán y que ya empezamos a ver (El año dos mil cinco inició con un tsunami de proporciones diluvianas y antes de terminar hemos tenido que hacer un alto en el camino y lamentarnos por la devastación de huracanes y sismos en todo el mundo, ahora todos hablan de que por el derretimiento de los casquetes polares, en veinte años las ciudades costeras serán inhabitables y la población costera del mundo que se dice es la gran mayoría se replegará hacia las montañas y el interior de las formaciones continentales).

Esta visión de mundo es la que nos lleva a criar aves hacinadas en corrales, las cuales no pueden moverse en toda su corta vida y jamás llegan a conocer la verdadera luz del sol o la luna pues viven engañadas por la iluminación artificial que las mantiene insomnes. Es la que nos lleva a arrasar con bosques y selvas enteras para crear potreros (Principio del desierto), que le permitan pastar al ganado, o para sembrar hectáreas y hectáreas de coca, o hasta para construir exclusivas unidades residenciales. Éstos son tan solo algunos ejemplos de la destrucción que a nuestro paso propagamos.

Ahora, reconociendo a los demás animales no-humanos como seres igualmente vivos, respetables y poseedores de una dignidad irrevocable, es el instante de decidir detener su sacrificio. Es el momento de demostrar nuestras “grandes capacidades” tan altamente recordadas y mencionadas y crear una dieta y ojala una sociedad que logre subsistir sin el sacrificio de hermanos animales. Es el tiempo de reconocer el vegetarianismo como una opción respetuosa de la naturaleza, válida y responsable con respecto a nuestros deberes como la autodenominada especie superior.

La conciencia de la que tanto nos ufanamos y que decimos nos diferencia de las demás especies, debe ser entonces la puerta a nuevos saberes permitidos por nuestro respeto a la naturaleza. El depredador que en la jungla ataca a su víctima, lo hace por necesidad y por desconocimiento de la individualidad de su presa y posiblemente de la trascendencia de su muerte, nosotros, oh grandiosas creaciones del universo que suponemos estar en la cima del mundo y de la evolución, somos conscientes de la muerte y sus posibles significados, y tenemos por esto el deber moral de evitar el causarla.

La dieta vegetariana bien asumida y asesorada llega a ser una dieta incluso más sana que la dieta carnívora. Los vegetales, los cereales y los frutos nos brindan posibilidades de alimentarnos respetando la vida y conservando una excelente salud.

El vegetarianismo, como indicador de la actitud de respeto hacia nuestro prójimo, más que la opción que es en el presente, se convierte en La Alternativa de la humanidad para demostrar su virtuosidad y su compromiso con el universo y la especie misma.

Tal vez llegue algún día en el que tal como ocurrió con otros tipos de discriminación el especismo sea sencillamente abolido. Tal vez ese día logremos los humanos respetar, comprender y apreciar a nuestras hermanas especies. Tal vez ése día no esté tan lejos y podamos verlo y conocer sus ventajas. Pero, mientras ese día llega, yo seguiré intentando aportar con mi compromiso.

[1] Por especismo se entiende una discriminación que en cierto modo es análoga al racismo y al sexismo, consistente en una exclusión de las demás especies basándonos en nuestra autoproclamada superioridad


13 comentarios:

::Caro:: dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
::Caro:: dijo...

oooppss!!! por equivocación borre el anterior,, pero aqui voy de nuevo, ja,ja,ja

Tengo muchas cosas que decir al respecto, voy a ser lo mas organizada y menos extensa posible :) 1.Gracias por lo de estimada (que kiut :)ji,ji,ji)2. La verdad no me suena radical,, me suena excelente, me parece que abordas el tema de forma bien
racional, sin rayar en extremos y mas de acuerdo no puedo estar, se trata justa y precisamente de Etica, de respeto y creeme,, espero que algun dia el especismo y muchas otras cosas, que solo flgelan,lastimany y crean separación, desaparezcan.... Dreamer, ilusa???,,, segun como lo vean... pero y que es la vida sin sueños, sin ilusiones??? :)

Un Super, super saludo

GM IV dijo...

Estimada Caro: La extensión es lo de menos, de hecho la entrada en sí misma es larguísima, así que en adelante escribe tanto como creas necesario. Yo no espero que algún día la humanidad recapacite sobre este tipo de actos, yo CONFÍO en que pasará, eso si seguimos por la senda del bien (¿acaso ya la empezamos?), porque si no...

Un abrazo

::Caro:: dijo...

Me alegra tanto, cuando las personas hacen ese tipo de comentarios, me parece excelente que en definitiva seamos una Gran
minoria los que quisieramos las cosas de forma diferente... (digamos..+ bonito y mejor :) )
CAda dia parecemos ser mas, ja,jaja
no se si agradecer, felicitar o que,,, pero me encanta que se generen estos espacios. dialogos y objetivos comunes ja,ja,ja
Y en cuanto a la senda,, creo que por ahi, vamos, no es facil,, pero ahi vamos... porque las utopias, no solo se sueñan, se construyen.

Super saludo y abrazo :)

P.S. pregunta curiosa UE + Col y
tu estudian lo mismo??

Derechos Animales dijo...

Otra razon para dejar de comer carne y no ser cruel con el resto de seres vivos.

GM IV dijo...

Carolina US, Derechoa animales:

¡Arriba vegetarianos!

Ed dijo...

No tengo nada en contra de quienes optan por el vegetarianismo como opción de vida. Respeto su decisión, aunque no la comparta.

Ahora bien, los argumentos con los que se propone en este caso no me parecen bastante sólidos por una razón muy simple: Acaso no se considera vida a las plantas? al reino vegetal?

Mucho más indefensas son las plantas que los animales y sus argumentos serían perfectamente aplicables también a ellas. Suponga usted que así lo hiciéramos; De que nos vamos a alimentar? Tierra y piedras, tal vez?

La naturaleza lleva milenios funcionando de una cierta manera y los depredadores (quienes tratan de preservar su vida, aunque eso cueste la de miembros de otra especie) existen desde mucho antes que el hombre. En un ecosistema unas especies son el sustento de otras, así de simple y armonioso. Lo que sí ha hecho el hombre del siglo XX, con la sobre-explotación de algunas especies, es romper en muchos casos la armonía de la naturaleza. Pero ese no es un argumento suficientemente fuerte para promover el vegetarianismo. Muy posiblemente para promover mejores formas de cultivo y crianza de esas especies delas que nos alimentamos si puede serlo.

Simplemente una reflexión de un visitante.

Saludos.

GM IV dijo...

ed: Créame que esas reflexiones no han escapado de mí. En mi concepto es obvio que las plantas son entidades vivas con una validez igual a la de cualquier otro ser, pero teniendo en cuenta que poseen una sensibilidad distinta a la de un animal (que no es esto exclusión) y que por ejemplo al consumir los frutos de una planta no acabamos on su vida, es preferible alimentarnos con ellas.

Y con que al menos reflexionemos en torno a la forma en que estamos tratando a los animales que consumimos me siento satisfecho.

Gracias por su aporte, finalmente este tan solo es un asunto de "valores" y estos no deben ser impuestos aunque sí merecen confrontarse.

Saludos y espero que vuelva por aquí.

Fernando 45 dijo...

exelente entrada... mi historia es la siguiente, en algun momento deboti en contra del vegetarianismo, con argumentos como ¿entonces porque tenemos dientes caninos? si no es para la carne? pero hoy despues de vivir un poco mas, y de darme cunta que la vida en todas sus exprecionees es perfecta, intachable y merece mucho respeto, comprendo que todo es cuestion de evolucion espiritual del ser (o en otras palabras, tan solo es un asunto de "valores" ) llegara un momento en que el ser evolucionado (no es discriminatorio) deje el gusto que tiene por la carne, y pueda hacerlo sin que eso se convierta en un sacrificio.

PD: entradas como anillo al dedo para mi, pues he decidido dejar poco a poco la carne.

GM IV dijo...

Fernando45: Créame, usted era el primero que yo esperaba que ingresara a debatir mi posición con el argumento de los colmillos,. de hecho esperaba que lo hiciera para realizarle un par de preguntas al respecto, pero veo que sus opiniones han cembiado en este tiempo. Quién lo creyera, aquel quien en el momento fue de mis más fuertes críticos es ahora otro de los que comparten mis argumenmtos.

Julián Ortega Martínez dijo...

Ala, en lo personal admiro mucho a aquellos que tienen la valentía de volverse totalmente vegetarianos.

¿Yo? En primer lugar, la carne de res no me gusta. La verdad, estoy que me paso, pero siempre me toca comer afuera, y ya saben lo difícil que es encontrar buenos restaurantes vegetarianos por acá.

Un saludo.

vladimirov dijo...

Concuerdo plenamente contigo. Una humanidad vegetariana indudablemente es una humanidad más bondadosa.

Sin embargo, no solo colaboramos con la explotación de los demás animales cuando compramos carne, sino también cuando llevamos productos lácteos, huevos, cuando nos vestimos con cuero o pieles, cuando asistimos a espectáculos con animales, etc.

Para no ser partícipe de estas cosas es necesario adoptar el estilo de vida vegano.

Dejo un link a una página donde se muestra toda la crueldad que se esconde en nuestros productos animales que diariamente consumimos.

http://www.granjasdeesclavos.com/

Saludos.

Sin Especismo dijo...

Una vida vegana es la mejor forma, la única forma, de reducir el sufrimiento de los animales. Y tambien es importante recordar q cuidando el planeta estamos cuidando a los animales.