5 de septiembre de 2006

Y entonces, cuando todo el salón me miraba esperando que saliera con un argumento que dejara callado de una buena vez al pelafo esnob agresivo que tenemos por profesor, salgo con una maricada como:

- Ehhh... pero es que somos muy miopes, primero era la vaina con el individuo, luego reconocimos ser una comunidad, después una especie, luego un planeta, y no nos damos cuenta de que hay algo más allá, de que esto es más grande, ¿quiénes somos para saber cual es la intensionalidad de todo esto?, es algo de lo que no somos capaces...

- Pero, ¿por qué no?

- Mmm... ¡Porque está más allá de nuestro entendimiento!

-------------------------------------------------------------------------------------------------

Tremenda pavada, poderosa sosería, me indigné conmigo mismo....
Y ahí es cuando uno empieza a darse cuenta de que se está convirtiendo en algo que siempre detestó. Claro, uno ya lo sospechaba, uno en el fondo lo sabía, ¡pero eso de aceptar las cosas como si fueran un dogma de fé es ya el colmo!, ahora sólo me falta empezar a evangelizar y creerme profeta...

Si pudiera venir de unos años atrás seguramente me daría la paliza que nunca le he dado a nadie y la que nadie me ha dado. Y me metería mi fé por entre los ojos y los oídos. Faltaba más.

Y entonces queda uno pensativo, meditabundo, lleno de incertidumbre, más que de costumbre, incluso más que en los últimos tiempos de nimierdimus in extremis y llega a la casa y lee cosas como esta, y llega la pregunta de siempre, ¿por qué putas yo no exploto?, ¿por qué me contengo tanto?, y la cosa como que empeora, pero aún así no exploto. Nada que exploto, pero seguro que ya casi. Ojalá, hagan fuerza (sobre todo usted amigo amarillista en busca de almas destrozadas).

Y es que de verdad es duro para uno descubrir que la comodidad lo ha llevado a extremos tan peligrosos como el de empezar a "creer", sólo me faltó decir "porque así lo quiso Dios".

Y sí, probablemente no entiendan de qué carajos esté hablando (a menos que hubiera estado en clase conmigo ayer y me conociera tan bien como para haberse dado cuenta de lo que me pasó por dentro, pero no existen personas con esas características), y esto ni siquiera es un desahogo. Es que estoy tentándome a ver si exploto pero todavía no.

Y ni ganas me dan de ir a doparme como ya se hizo tradicional con las pendejadas que pasan por la televisón, a dormir la cabeza para que me deje de doler.

10 comentarios:

Patton dijo...

No se sienta mal, la humanidad toda su historia le ha echado la culpa de lo que no puede contestar / explicar a algo "fuera de su entendimiento".

Estando presionado por el querer hacer lucir mal al pelafo de su esnob profesor, sin dudar y sin que pasaran más de cinco segundos para que no notaran que no sabía que decir ... a su cerebro no se le ocurrió nada más que decir que lo que le trataron de vender toda su infancia.

Así que no se preocupe ... con el tiempo aprenderá a decir otra cosa, y de paso no sentirse mal consigo mismo.

::Caro:: dijo...

Apoyo moral al 100 y como dicen por ahi... la verdad esta dentro de tí. :)

Bernardo Barrera dijo...

Ah! que coño con esa vaina de ser hippie... explote de una vez ola, mejor ahora y no cuando tenga taaaaaanto acumulado que se nos vuelva un neonazi y nos mate a todos.

Diva dijo...

nada más que buenas vibras... muchas!

Santiago Reed Durden dijo...

muchacho, ese es un estado de contradiccion en el que andamos todos.
A veces pareciera que el "determinismo de la vida" fuera absoluto, poderoso e indestructible (ej: a los 20 sueños maniacos a los 25-30 depresiones realistas).

fresco muchacho hay que buscar el espacio y el momento ideal para el "estallido". (hagalo ud mismo)

saludos

TonioV dijo...

si, cuando todo se vuelve dogma es algo feo.

En el último yahe, me dio por ver que todo (o sea todo hasta lo que uno piensa, siente y ve en el yahe, y en la vida diaria) es o puede ser falso.

Un saludo hermnao

Fionamovies dijo...

Buenas! Tiempo sin venir por estos lados, no? Primero, antes que cualquier cosa: gracias por el linkcito! Ese es un detallito bien bonito.
Ahora, entrando en materia, creo que hay una gran confusión entre aquello que la mente no puede explicar y la fé en sentido religioso. Aquello que no puede la mente explicar, era a aquello que tenía a Galileo despierto todas las noches pensando en que la tierra no era el centro y a Colón pensando en una ruta para las Indias (Se encontró con otro tipo de indias!). Depende de como lo quieras tomar: utiliza eso para que tu mente descubra explicaciones o sumete en la depresión post-i-belive! (Prefiero la primera).
Un saludo

OKR dijo...

Pues hombre... aunque no se del todo de que carajos esta hablando... ahi veces que nuestras mentes se bloquean y se nos blanquea el coco...

byrongio dijo...

efecto holla de presión¡¡¡ te aguantas te aguantas hastq que un día explotas y sazzzzz

[adri] dijo...

Entiendo explotar como desihinibirse... entonces, adelante!! yo estoy en las mismas.

¿qué puede perder?