14 de abril de 2006

Novela en 10 capítulos, Capítulo 4: Ya aparecieron las llaves


Powered by Castpost

- Hola Camilo

Me dijo, y ante mi cara de asombro replicó:

- Sí, sí me conoces, lo que pasa es que no me recuerdas. Pero ahora no hay tiempo, vienen por tí, ¡Sígueme!

Me tomó de la mano y empezamos a correr por la estrecha calle que da salida al chorro, entre los vapores etílicos y los jóvenes dando tumbos. Al llegar a la plazoleta de las aguas bajamos por el eje ambiental, miré hacia atrás y aún la turba nos seguía. Estaba cansado, pero no disminuimos el ritmo hasta llegar a Casa Liz, aprovechamos la muchedumbre que transita por la séptima para escabullirnos y entrar en la cafetería de Casa Liz, en el segundo piso, junto a la ventana, desde donde vimos a nuestros perseguidores salir confundidos con rumbo a la venta de libros de la octava.

Con la respiración un poco agitada aún por la correría reparé en mi interlocutor. Sí, se me hacía familiar, pero no lograba recordarlo bien. Era un hombre de color, negro, muy alto y fornido, me recordaba al de una película, sí, ese, el del ratón. Tenía el pantalón embarrado en las botas, igual que yo, es que en esta ciudad llueve todo el tiempo y los charcos perduran, de resto estaba muy limpio y bien vestido, parecía un hombre de negocios.

- Mira Camilo -me dijo-, sé que estás muy confundido con todo esto de tu esposa, la persecución y mi presencia, pero todo tiene una explicación, y ya vas a saberla. Tú eras un agente secreto del gobierno, pero decidiste retirarte para iniciar una nueva familia, por eso te borramos la memoria. Sin embargo, en tu cerebro aún están escritos códigos importantes que involucran la seguridad del país, por eso el enemigo te quiere, quiere esos códigos y por eso mató a tu esposa, por eso te persigue, por eso introdujo en tu vida a esa mujer. ¡Debes huir de ella Camilo!, ¡Debes huír!

Un sonido aterrador me ensordeció, polvo y fuego por todas partes. Habían volado Casa Liz, miré a mi alrededor, todos estaban muertos, mutilados y sangrando, incluyendo al hombre que me había ayudado. Y ahí, de entre los escombros, salió ella, la mujer. Sabía que debía huír, debía saltar por entre los escombros y correr hasta la diecinueve para ir a la oficina y pedir ayuda, pero no, su belleza me dominaba...


Para los que no saben de qué carajos hablo:

17 comentarios:

Diana Arteaga dijo...

ja,ja,ja,ja,ja,ja qué video!!!!

Stephanie dijo...

NO! La persona que le esperaba a nuestro protagonista era una mujer! (o asi me lo imaginaba). Y porque traer la idea de "agente secreto"?? Ahora que, los proximos 6 capitulos seran de "policias buenos vs. policias malos"?
A lo mejor no es muy tarde para redactar otro capitulo 4.

GM IV dijo...

Stephanie:

Para mí, ahí está la gracia de este ejercicio, en que cada uno aporta a la historia lo que cree le resultará valioso. Si todos vamos a escribir la misma historia, siguiendo la misma línea y del mismo modo, el ejercicio no tiene sentido. Que lo escriba una sola persona entonces.

¿Quién dijo que la historia tenía que ser de cierto modo y no de otro? fácilmente habría podido seguir yo con la idea de buscar a la mujer y que se amasen eternamente, o que se mataran. Pero no, yo quería darle más giros a la historia, retorcerla más, ahogar más al personaje. Además ninguna opción se ha cerrado, lee bien las últimas líneas. Es más, les voy a enseñar un secreto: los sueños lo arreglan todo. Aún no sabemos qué le daparará el destino al personaje, fácilmente alguien puede salir con una idea que lo hunda más que lo que yo le hice, alguien puede revivirle a la esposa o seguir mi juego de espías.

Si alguien quiere reescribir el cuarto capítulo está en todo su derecho, la misma historia, los lectores y sobre todo los escritores serán quienes decidan qué camino seguir.

Digo yo.

ratona dijo...

No se ponga bravo... entiendo que el ejercicio es de imaginación, y está muy bien darle giros a la historia y al personaje, pero la verdad es que no me gustó mucho eso de borrar la memoria y convertir la historia en ciencia ficción, ahora entonces hay que seguirla por ese camino, y no sé... se pierde un poco el posible desarrollo del personaje buscando a su mujer, tu ya la mataste!
un abrazo.

Diana Arteaga dijo...

Todo en la vida es cuestión de gustos, y al que no el guste este camino, bien tiene la libertad de proponer otro capítulo 4. El valor de este ejercicio es que la novela tiene la particularidad de poderse cambiar según el gusto del consumidor. El que quiera hacer otro capítulo cuatro, bien puede hacerlo, al fin de cuenta es el que quiera hacer el capítulo cinco, quien al final decidirá cuál de las rutas toma. Y creo que ése sería un giro más inesperado aún. Las únicas reglas son que el capítulo no sea muy largo, y que guarde relación con lo escrito antes, pero cada cual puede llevar la trama por donde estime conveniente, o por donde más le guste.
Por cierto Gabriel, nunca pensé que el protagonista se pudiera llamar Camilo, qué gracioso!!!!

::Caro:: dijo...

La verdad todo esto de la novela me parecio super interesante y creo que cada quien le pone algo de lo que siente, piensa, etc... Asi que despues de tu capitulo 4, decidi escribir el 5. (ja,ja,ja mala muy mala)

Un super saludo

Fernando 45 dijo...

exelente capitulo 4, era mi idea con lo de la musica y la cohecion de la misma con el texto, me emocione mucho cuando comienzo a leer, y la musica se acelera, y ellos deben huir por las humedas calles empédradas, es un capitulo, loco veloz de huida y grandes encuentros, exelente. espero el capitulo 5.

un saludo a todos, que viva la diversidad.

Diego dijo...

De acuerdo con todos los comentarios anteriores, yo tampoco esperaba este giro en la historia, no me agrada mucho lo del agente secreto, pero por que no?..en algo tiene que trabajar Camilo o no?, ademas para gustos diferentes siempre esta disponible el siguiente capitulo o otra version del mismo capitulo 4 esto es justamente lo bueno de este ejercicio, personalmente no quiero finalizar con una sola novela de 10 capitulos si no varias novelas con el capitulo 1 en comun...

PD: esta mal el link del capitulo 2, este ejercicio tambien sirve como publicidad para los blogs de los autores no?

Raulinno dijo...

Como uno conoce al autor de este capitulo 4 en particular, uno no quiere poner en entredicho la habilidad para seguir una historia; sin embargo estoy de acuerdo con stephanie, podría y debería hacerse otro capitulo 4. Y aprovechando que me sentí desaprovechado escribiendo el capitulo 6 (aunque personalmente mi capitulo me gusta excepto por el final) pienso que si alguien escribe un nuevo capitulo 4 me comprometo totalmente a escribir un 5 capitulo, siempre y cuando no se incluyan extraterrestres, ni otros giros de la trama que ya hayan sido utilizados en peliculas protagonizadas por Arnold Schwarzenegger( nada de true lies, el 6 día, ni rambo), gracias por su atencion prestada.

Me despido con mucha cordialidad.

Diego dijo...

SE BUSCA
Escritor de un capitulo 4 alternativo

Diana Arteaga dijo...

Ahí está, si al final de la semana no hay otro capítulo alternativo, yo me encargo de cambiar el rumbo de la novela desde este punto. (Si no de mi mano, de la mano de alguien que conozco que está super metido en la novela, pero no se anima a escribir).

Además quiero aclarar, que no lo haría porque no me haya gustado el capítulo 4, a mi en realidad me pareció muy divertido este capítulo, incluso hasta me gustó, pero la idea de una novela con finales diferentes realmente me apasiona.

Fernando 45 dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Fernando 45 dijo...

es cierto diferentes finales esta bien, pero hay que aceptar que este capitulo es muy bueno, el sonido y la persecucion es exelente, ningun otro me hay pegado tanto a la pantalla.
PD: suprimi mi comentario anterior por error
un saludo.

questiongirl dijo...

Vaya que da un giro sorpresivo a la trama cotidiana de un personaje citadino en una vida más "común". Despierta el interés por saber los límites entre la realidad y ... la locura!!!

Me gusta!!!

Un beso desde la ciudá de méxico

Diana Arteaga dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Diana Arteaga dijo...

Bueno, no hice un capítulo 4 alternativo, porque ya dije que me había gustado, y tiene un especial valor en esta historia, sino que propongo un capítulo 5 alternativo. Tú bien dijiste que a punta de sueños se arreglan todas las cosas, pero ya que la historia se pasa en Bogotá, decidí darle una pincelada local. Es una salida fácil, pero puede funcionar para los que querían encaminar la novela por otro lado.

http://lacolumna.blogspot.com/2006/03/captluo-5-alternativo.html

Diana Arteaga dijo...

A falta de capítulos 9 yo decidí sacar a Camilo del atolladero, por lo menos de la delincuencia. Aquí va el capítulo 9

http://lacolumna.blogspot.com/2006/05/captulo-9.html